Casas Cueva

No se sabe cómo surgió este tipo de hábitat, pero el hecho es que ha sido el más habitual entre la población, a excepción de la clase social elevada, hasta hace poco.
      
Estas curiosas viviendas, excavadas a pico en la roca, contaban inicialm ente con solo dos o tres dependencias, las mínimas para unas condiciones de vida bastante exiguas. A medida que crecían las necesidades y posibilidades familiares, se ampliaban.

Tras una época en la que fueron muy infravaloradas, han comenzado de nuevo, en los años 80, a despertar el interés de forasteros y de familias de la zona que habían emigrado, como segunda residencia. Hoy son objeto de magníficos proyectos de remodelación y una alternativa de alojamiento de gran interés turístico. Son muy confortables  y  conservan  en su interior una temperatura natural que oscila entre los 15 y 17 grados y que prácticamente no varía en todo el año.

Ven unos días a Orce

Vive la experiencia de descansar en una casa cueva en un entorno totalmente natural.

 

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies